Max Tegmark y “Nuestro universo matemático”

 Esta obra de Max Tegmark, que se ha convertido ya en texto de referencia de la ciencia popular más actual, ofrece un recorrido completo por los descubrimientos cosmológicos más recientes para acabar defendiendo que la naturaleza última de la realidad consiste ni más ni menos que en matemáticas. La esencia de las matemáticas está en el núcleo de la realidad, y ambas son una y la misma cosa.tegmark075

 Las tres partes en que se divide el libro se dedican a lo más grande (el cosmos que nos rodea), lo más pequeño (el mundo cuántico), y la interpretación humana de todo ello. El último capítulo del libro es un canto a la esperanza y al optimismo: somos minúsculos en medio de la inmensidad del espacio físico y temporal, pero somos lo que le da sentido a todo lo que nos rodea y debemos tomar parte en las decisiones que nos permitan seguir haciéndolo o que nos lleven a extinguirnos para siempre.

 La traducción de esta obra de Tegmark no me resultó especialmente compleja, pero sí me obligó a cuidar mucho el estilo desenfadado y cercano con el que el autor compensa la densidad de los contenidos científicos, intercalando curiosas anécdotas personales de toda índole. Espero haberlo conseguido.

 La primera gran duda de la traducción llegó con la primera frase del libro: «A second later, I died». ¿Qué poner aquí? El primer verbo que se nos viene a la cabeza es morir, pero no suena nada bien en pretérito perfecto simple, así que hubo que recurrir al verbo fallecer: «Un segundo después fallecí». En cuanto al contenido de la frase, desde luego anima a seguir leyendo.

 Otro pasaje al que tuve que dedicarle un par de cavilaciones fue el inicio del apartado titulado «Pasado, presente y futuro» (página 302 de la versión en castellano). En el original se juega con las expresiones «What’s the time?» y «What’s the place?», que no tienen un equivalente exacto en castellano, así que en la traducción al castellano recurrí a las expresiones «¿Dónde estoy?» y «¿Cuándo estoy?» para ofrecer un ejemplo análogo al que usa Tegmark en su texto original.

 Traducir esta obra tan esperada por muchos en castellano fue un verdadero privilegio, y agradezco a la editorial la confianza que depositó en mí al encargarme este trabajo. Espero que disfrutéis con la lectura.

                                                                                                                                                -Texto de Dulcinea Otero-Piñeiro

 

– Tegmark, Max: Nuestro universo matemático: En busca de la naturaleza última de la realidad (Our Mathematical Universe: My Quest for the Ultimate Nature of Reality), 2015, Antoni Bosch Editor (trad. al castellano de Dulcinea Otero-Piñeiro).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.