Ya en las librerías mi traducción “Por ti no pasan los años”


Wolpert-2

 Acaba de salir al mercado editorial mi traducción de la obra de Lewis Wolpert You’re Looking Very Well. The Surprising Nature of Getting Old, que en castellano lleva por título Por ti no pasan los años: la sorprendente naturaleza del envejecimiento (Tusquets Editores, col. Metatemas 123, Barcelona, 2012).

Lewis Wolpert, prestigioso profesor emérito de biología celular, aborda en este ensayo el envejecimiento humano desde todos los puntos de vista imaginables: causas, repercusiones y maneras de prevenirlo.

Wolpert adereza esta obra con numerosas citas y reflexiones sobre la vejez procedentes de grandes figuras de la literatura y de la historia, así como de personas tan anónimas como una de sus vecinas o el oficial, administrador y visir egipcio Ptahhotep. La variedad que aportan dichos fragmentos a este amplio ensayo sobre la vejez convirtió el trabajo de traducción en algo más lúdico de lo habitual. Disfruté enormemente con la traducción del fragmento de la obra Como gustéis de Shakespeare, pero también resolviendo un juego de palabras de Mark Twain al que dediqué más de un rato de cavilaciones (y quizá cabría mejorar), o con la traducción de las citas eruditas, literarias o de personajes célebres que introducen cada capítulo.

Quiero aprovechar estas líneas para agradecer a Vicente Fernández González, profesor de griego en la Universidad de Málaga (España),  la amabilidad que tuvo al proporcionarme varias traducciones ya existentes del poema de las Anacreóntidas que figura en la página 63 del libro.

 

Por ti no pasan los años: la sorprendente naturaleza del envejecimiento (You’re Looking Very Well. The Surprising Nature of Getting Old), Tusquets Editores, col. Metatemas 123, Barcelona, 2012.

 

Texto de Dulcinea Otero-Piñeiro

 

 

 

2 comments for “Ya en las librerías mi traducción “Por ti no pasan los años”

  1. Fernando
    4 marzo, 2013 at 17:47

    Un ensayo muy completo, lectura amena y con un montón de citas curiosas e interesantes antiguas y actuales. Se lee sin sentir, aunque da mucho que pensar. Lo recomiendo a adultos de cualquier edad.

  2. admin
    10 marzo, 2013 at 12:35

    Muchas gracias por tu comentario, Fernando. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.